Del snorquel a la apnea (parte 1/2)

La historia de cómo se transformaron mis miedos a la apnea

 

Si prefieres leer la historia...

De pequeño jugaba a ver quién aguantaba más la respiración en la piscina con mis primos.

Hacíamos competiciones entre nuestros hermanos, primos o amigos a ver quién encontraba antes una moneda en la piscina.

¿Lo hacías tú también?

Nos lo pasábamos bien porque nos poníamos a prueba con nosotros mismos y cuando nos superábamos, era un éxito que celebrábamos.

Y nos sentíamos bien haciéndolo porque el agua nos da paz y tranquilidad.

Incluso a mi abuelo le ha dado por hacer apnea ahora también.

No hay edad...

Y es que, si retrocedemos más en el tiempo, nos damos cuenta de que llevamos haciendo apnea desde antes de nacer, cuando estamos en el vientre materno.

 

Y todos aquellos recuerdos maternos escondidos en nuestro subconsciente nos hacen sentir paz y tranquilidad.

Al igual que cuando hacemos apnea, cuando éramos solo unos fetos, el oxígeno lo teníamos en la sangre, 

Es más, cuando estamos haciendo cualquier tipo de deporte aeróbico, llevamos el cuerpo a un cierto grado de “falta de oxígeno”.

Respiramos con mayor frecuencia porque nuestro cuerpo consume todo el O2… y necesita más.

La apnea está en nuestra naturaleza.

Ya estamos haciendo apnea a diario.

Tú haces apnea, ahora solo tienes que mejorarla y disfrutar del fondo.

La apnea es un deporte que lleva a tu cuerpo y a tu mente a unos límites extraordinarios, en cuestión de minutos puedes sentir una gran superación personal.

Puedes llegar a sentir, literalmente, la levitación que llega a sentir cualquier monje budista en meditación.

La apnea es saludable, es muy buena para la mente y la confianza en uno mismo.

Hace que superes los miedos más temidos por el ser humano.

Hace que superes el miedo a la muerte.

Imagina lo que hará con el resto de miedos en tu vida.

Imagina cómo te ayudará a afrontar otros aspectos de tu vida…

Y lo mejor es que puedes hacer apnea sin riesgo.

El ser humano ya ha bajado hasta 250 metros de profundidad.

Así que es totalmente seguro.

De hecho, solo los instructores de apnea tienen que bajar a 50 metros de profundidad. 

Y se puede disfrutar mucho de la apnea con tan solamente 10 metros de profundidad

 

Y al hacerlo con compañeros de seguridad y con conocimiento siempre es completamente seguro.

Ahí residía mi problema.

Yo sabía perfectamente que todos podemos hacer apnea, se lo he visto hacer a muchas personas, todo el mundo habla de ello, que si unos bajan a 15, otros a 25, otros a 40…

Pero me daba miedo.

Creía que para saber hacer apnea debía de aguantar más tiempo la respiración así que cada vez que iba al agua aguantaba un poquito más.

Y cada vez que hacía eso me daba una gratificación instantánea (me he hecho un largo entero!) y algo de valor para repetirlo de nuevo.

Había una barrera psicológica que no me dejaba ir más allá.

Y es que el objetivo principal no es aguantar más la respiración. 

El objetivo es tener seguridad.

Y para tener seguridad en apnea necesitaba que alguien me explicara cómo funciona la apnea:

  • Los riesgos que existen…
  • La manera adecuada de respirar…
  • La manera de ayudar a una persona a hacer apnea para que tenga seguridad y confianza.
  • La forma de optimizar el oxigeno con el aleteo o las brazadas…
  • Qué pasa si bajo muy profundo
  • Qué pasa si no puedo aguantar más la respiración y estoy a profundidad…

Porque cuando conoces los riesgos sabes qué sistemas de seguridad que debo aplicar siempre en cada momento.

Ese es el objetivo y lo que estaba haciendo yo.

Tratar de mejorarlo por mi cuenta solo empeoraba las cosas.

Porque cada vez que hacía más intentos en apnea, aumentaban las probabilidades hacer algo equivocado, aumentaba la probabilidad de adquirir hábitos incorrectos y, a medida que aumentaba mi profundidad en apnea, también aumentaban los riesgos y mis miedos.

Aguantar más tiempo la respiración, hacer más distancia en la piscina o bajar más profundo, solo es una consecuencia que viene dada después de tener todos los conocimientos.

Así que cambié de objetivo y mi siguiente meta era ampliar mis conocimientos sobre apnea y practicar apnea con seguridad...

Entonces empecé a aprender más sobre seguridad, que te lo explico en el siguiente capítulo…

Siguiente capítulo

Cómo aumentar la seguridad en apnea.

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.